DiarioSanDiego.com
Suscríbete
Clasificados
Anúnciate
Edición Impresa
Media Kit

Síguenos en Share
Columnistas
Buscar artículos:          
 
  Sin Fronteras
Presidente, no rey
Jue Oct 28 2010 06:50:42

Twitter: @jacalless

Soy presidente, no rey respondió Barack Obama para justificar que la reforma migratoria no haya sido aprobada. Obama se defendió de ese modo el viernes de la semana pasada, en un programa radiofónico durante su visita a Los Ángeles.

El discurso del Presidente estuvo enmarcado por y pergeñado de valores democráticos. “No puedo hacer esas cosas solo”, dijo. “Tenemos un sistema gubernamental que requiere que el Congreso trabaje con la rama ejecutiva para lograr esto”. Pero, por lo mismo, expresó que las críticas no deberían estar dirigidas a él y a los demócratas. Se debería, más bien, señaló, “hablar sobre cómo hacer que los republicanos hagan lo que es correcto. La presión debe estar más sobre aquellos que no han declarado públicamente su apoyo para lograr una reforma migratoria amplia, y si no lo declaran, voten contra ellos”.

Como hombre inteligente, el presidente dio una respuesta inteligente. Reconoció que no ha cumplido y reiteró su compromiso con la minoría hispana. Sin embargo, acusó a sus opositores de no favorecer la reforma. Lo hizo, sin menoscabo de los principios democráticos pero sin dejar de traslucir una profunda frustración. Barack Obama no ha podido satisfacer a muchos de quienes creyeron en él. Su popularidad ha decrecido fuertemente pero, seguramente, más allá de los números, él estará preocupado por la escasa efectividad de su gobierno a lo largo de estos sus dos primeros años de gobierno.

Pero su declaración hay que interpretarla no sólo en el marco de la reforma migratoria ni de su desempeño presidencial. Las palabras del presidente exhiben la impotencia de la que es víctima. También ofrecen una radiografía de las paradojas del poder democrático en tiempos de las posmodernidad.

Teórica y presumiblemente, la democracia es el mejor sistema político. El hecho de que los ciudadanos participen abierta y libremente en la elección de sus representantes y estén suficiente y racionalmente informados sobre los problemas que padecen y las soluciones que se plantean para ellos, sostiene la teoría que sustenta los regímenes democráticos, hace posible que las sociedades tomen las mejores decisiones. La sana convivencia y la paz social son corolarios de las prácticas democráticas.

Los hechos, no sólo en Estados Unidos sino en prácticamente todo el mundo democrático, demuestran que la realidad es mucho más compleja que lo que la teoría presupone. Sin duda, la falta de resultados del gobierno de Barack Obama se explica por su falta de experiencia y la inhabilidad para hacer avanzar su agenda. Pero también es innegable que los prejuicios no sólo políticos de sus contrincantes republicanos sino también raciales de buena parte de la población norteamericana, incluida un buen sector de los hispanos, han jugado su parte en la obstaculización del trabajo del primer presidente afroamericano de los Estados Unidos.

La de Obama es la voz del poder, no obstante. Desearía que la reforma dependiera solamente de él. Si así fuera, la reforma habría sido ya aprobada. No lo dice, pero lo piensa. El poder legislativo, dominado por los republicanos, le estorba. El poder desea no ser contenido. Asume actuar por el bien y no ser frenado.

El panorama se complica en las sociedades posmodernas. Las identidades y los intereses sociales y culturales se han multiplicado y todos creen ser poseedores de la razón. En tales circunstancias, el poder democrático tiene cada vez mayores acotamientos. Consiguientemente, experimenta mayores frustraciones. Las palabras de Obama son claras. Es rey, no presidente. Léase, desearía ser rey. Actuar libremente, de acuerdo a sus deseos, sus proyectos.

Que sus palabras no sean presagio. Que el futuro de la democracia no sea una vuelta a la tiranía.



 
0 Opiniones de parte de nuestros lectores Opinión Opinar

Envíanos tu Opinión
Todos los campos son obligatorios. Tu dirección de correo no será visible en el sitio.
 
Nombre:
Correo Electrónico:
Comentario:
Por favor inserte el código de verificación:
Calificación:          


 
 
Envía esta PáaginaEnvíar esta Página
ImprimirImprimir
ImprimirAgrandar Texto
ImprimirAchicar Texto
Página AnteriorPágina Anterior
OpiniónOpiniones
Share
Votos:
Rating: No votado aún. Sé el primero en votar por este artículo.
Hits: Este artículo ha sido visto 93 veces.

 
 
     
diariosandiego.com
Copyright . All rights reserved.